electricista en humacao restaurant

Ofertas De Empleo Para Discapacitados En Infojobs, Gestiona Madrid, Fundación Once, Portalento, Randstad, Universia, Feina

Tenemos ofertas de empleo de Electricista Media Baja Tension en Madrid, Barcelona y Cáceres, hasta un total de 14 en la provincia de Madrid. El propio coordinador de los legisladores priistas, Manlio Fabio Beltrones, cabildeó con el PRD y el PVEM para que juntos echaran abajo el aumento al IVA, los cambios en el esquema de consolidación fiscal, el aumento de dos puntos a la tasa del Impuesto Sobre la Renta y el nuevo gravamen de 3% a las telecomunicaciones. Como alternativa, propuso a los senadores perredistas y a los verdes que impulsen juntos un mayor déficit fiscal (más deuda), incrementen el precio de referencia del petróleo y suban de un solo golpe el precio de las gasolinas en 20 centavos por litro. Y así será en lo sucesivo: tendrán que liquidar los impuestos que no pagaron en los cinco años anteriores.

Aunque el mayor enojo de los empresarios se debió a que sí pasó el cambio en el esquema de consolidación, uno de los regímenes preferenciales del ISR, que ahora obligará sobre todo a los grandes corporativos a pagar los impuestos que estaban acostumbrados a diferir hasta el infinito. De hecho, el jueves 22 el Consejo Coordinador Empresarial tuvo una reunión privada con todos sus agremiados, incluido el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, que congrega a los empresarios con las mayores fortunas del país, para presentar próximamente un posicionamiento público respecto de las alzas impositivas.

Para el fin de semana discutirían los argumentos para eliminar el 3% en telecomunicaciones y la retroactividad en el esquema de consolidación, así como para revisar las tarifas del ISR con el fin de que el incremento en la tasa, de 28% a 30%, les pegue a los contribuyentes de más altos ingresos. El gobierno pensaba recaudar por esa vía 71 mil 775 millones de pesos, de los cuales 21 millones serían para los estados y el resto se etiquetaría para programas de combate a la pobreza extrema. Otro ejemplo es el del subsecretario del Trabajo del sindicato, Román Olvera García.

Y el PRI tuvo dificultades para decidir pero finalmente la rechazó, pues en su plataforma electoral -y así lo prometieron abiertamente sus candidatos en las campañas electorales de este año- expresamente rechaza los impuestos a alimentos y medicinas. La solución fue incrementar el IVA en un punto porcentual, para dejar la tasa general en 16%, y 11% en la frontera. Implica que, para los próximos tres años, los asalariados que ganen más de 6 mil 663 pesos brutos al mes verán incrementada su carga fiscal. Las dos grandes tendencias futuras son la movilidad y la tecnología inalámbrica”, argumentó.

El gobierno propuso, en su marco macroeconómico para 2010, un precio del petróleo de 53.9 dólares por barril; los diputados le aumentaron 5.1 dólares al precio estimado y lo dejaron en 59 dólares, con lo que se obtendrán 63 mil 243 millones de pesos adicionales. La propuesta oficial de subir temporalmente la tasa del ISR de 28% a 30% -que bajaría a 29% en 2013 y volvería al actual 28% en 2014- fue aceptada por los diputados, pero fue, junto con el IVA a 16%, la que más irritó a los contribuyentes, personas y empresas.

El gobierno propuso acotar a cinco años la consolidación y que a partir de 2010 pagaran el saldo de los impuestos diferidos bajo este esquema: el próximo año deberán pagar 60% del saldo de los impuestos diferidos desde 2004, y el restante 40% lo aportarán en cuatro parcialidades de 10%. La aceptación de los cambios en la consolidación fiscal por parte de los diputados es, sin duda, la que tiene más encolerizados a los grandes empresarios.

En este caso, los diputados aceptaron el argumento oficial de que será la población de mayores recursos la que cargue con el mayor peso de ese gravamen, además de que es un grupo muy reducido de empresas las que prestan esos servicios, por lo que el nuevo impuesto no impactará mayor cosa en sus costos. Los diputados también aceptaron elevar las tasas del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), aunque en montos menores que los propuestos por el gobierno, para las bebidas alcohólicas, la cerveza, los cigarros y los juegos con apuestas y sorteos. En los alrededores, algunos pescan en el río truchas, carpas mojarras para la cena.

El propósito es atacar más decididamente la informalidad, pues los contribuyentes que pagan correctamente sus impuestos podrán acreditar el IDE contra el ISR bien solicitar la compensación devolución del mismo. Y desde ese mismo día se volcaron hacia los senadores, priistas sobre todo, con la esperanza de que reviertan lo aprobado en la Cámara de Diputados. No sólo entre diputados y senadores del PRI, sino también con un gobierno sin capacidad de decisión, con su suerte atrapada en lo que otros dispongan.

Detalla que, por un lado, estuvo la operación política del gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, quien encabezó el bloque de mandatarios estatales que forzó a sus diputados para que aceptaran el aumento al IVA. Por su parte, Manlio Fabio Beltrones, coordinador de los senadores priistas, operó para beneficiar a Televisa, congraciarse con ella” y recuperar terreno por la candidatura presidencial de su partido, en la que el gobernador mexiquense le aventaja en gran medida gracias al convenio que tiene con la televisora. Incluso veían con buenos ojos el gravar las ganancias en la Bolsa de Valores”, cuenta el vicecoordinador del PRD, Jesús Zambrano.

En medio de ambos actores políticos estuvo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con la que se acordó aumentar el IVA a cambio de que los priistas avalaran el incremento al Impuesto Sobre la Renta de los asalariados cautivos” que perciben de 6 mil pesos en adelante. De paso, le perdonaron a Televisa - a la empresa que gane las nuevas licitaciones del espectro radioeléctrico- el pago de 5 mil 600 millones de pesos durante 2011 y 2012. Por la tensión que embargaba al recinto, decretó dos recesos, el segundo de los cuales duró más de una hora.

Pero el rechazo al 2% de parte de los legisladores y la dirigencia nacional del PRI -debido a que sus estatutos le prohíben gravar alimentos y medicinas- obligó al equipo de finanzas de la fracción priista a buscar otra opción, para lo cual contaron con el apoyo de los senadores. Gustosos, posan para la foto y afirman que son de la Ciudad de México y apenas tienen una semana en Puebla.

El primer encuentro entre gobernadores del PRI y legisladores, el 5 de octubre, no fructificó, pero en el transcurso de esa semana idearon aumentar el precio del barril del petróleo y el déficit en un punto por sobre el previsto por el gobierno federal. Durante las reuniones del sábado 10 y domingo 11, realizada por el grupo económico del PRI en la llamada pecera” (sala de sesiones que se ubica a un lado de la oficina del coordinador, Francisco Rojas), hubo diputados, como Baltasar Hinojosa, que desestimaron la amenaza presidencial. Se incorporó al callejero de la capital tras la anexión del pueblo de Vallecas.

En el segundo encuentro entre legisladores y gobernadores del PRI, el mismo domingo 11, se empezó a barajar la propuesta de aumentar el IVA a 17%, es decir, incluir al actual impuesto al consumo el 2% propuesto por Calderón. Era más conveniente para nosotros, ya que el IVA tiene como ventaja de que es participable, es decir, lo que se obtiene se reparte entre los gobiernos estatales”, dice la fuente. El nuevo impuesto de 2%, de haberse aprobado, habría distribuido en los estados menos de la tercera parte de lo captado (unos 21 mil 500 millones de pesos); el resto se quedaría en las arcas federales.

La propuesta era tan atractiva que para el viernes 16 de octubre, reunidos en la Cámara de Diputados, el grupo económico seguía defendiéndola y haciendo corridas para ver cuánto le tocaría a cada estado”. Con esto no sólo el gobierno federal se vería beneficiado, sino también los gobiernos estatales, ya que el recurso es participable. Esa fue la zanahoria que tanto Peña Nieto como Hacienda pusieron por delante de los gobernadores priistas: que esos recursos se les distribuirían a la hora de confeccionar el Presupuesto de Egresos”, relata el perredista Zambrano.

Con el tiempo encima (la fecha límite para aprobar la Ley de Ingresos era el 20 de octubre), el lunes 19 se encerraron 175 diputados durante siete horas; 88 legisladores tomaron la palabra, 44 a favor y un número igual en contra. No en balde, el 7 de octubre había firmado con Alejandro Encinas un convenio para ir juntos en temas sociales y económicos. Entre los priistas creció el consenso sobre el inmanejable efecto político negativo de aumentar el IVA en dos puntos porcentuales, y acordaron subirlo sólo uno, es decir, a 16%. Creo que lo que ocurrió en esta negociación es que al interior del PRI cada quien vio por sus intereses”.